12 mil estudiantes argentinos participaron de la prueba PISA

Es casi el doble de los alumnos que habían respondido la evaluación en la edición previa, en 2015. Este año, el foco principal de la prueba fue Lectura. Los resultados se conocerán en diciembre de 2019; habrá informes específicos sobre ciudad y provincia de Buenos Aires, Córdoba y Tucumán.

La prueba PISA, que este año hace foco en Lectura, se tomó en 458 escuelas de todas las regiones del país. CRÉDITO: Ministerio de Educación de la Nación
Entre septiembre y octubre más de 12 mil estudiantes argentinos participaron de la evaluación PISA, el estudio internacional más amplio del mundo en el área de la educación, que evalúa a jóvenes de 15 años en Lectura, Matemática y Ciencias. Este año, el foco principal es Lectura.

Según informó el Ministerio de Educación de la Nación, la prueba de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) fue aplicada en 458 escuelas de todas las regiones del país. La evaluación incluyó cuestionarios complementarios a jóvenes y directivos con el objetivo de vincular los resultados con información sociodemográfica, trayectoria escolar, prácticas educativas y de estudio, entre otras dimensiones.

Además de las tres disciplinas tradicionales, PISA 2018 incluyó un apartado sobre competencias globales, que incluyen por ejemplo el respeto hacia otras culturas y la habilidad para evaluar noticias falsas.

La prueba de la OCDE fue aplicada en 458 escuelas de todas las regiones del país. Participaron 12 mil estudiantes de 15 años

“La implementación de PISA constituyó un esfuerzo federal en el que participaron más de 1100 agentes educativos“, señalaron desde el Ministerio. La Argentina participa desde el año 2000, cuando se realizó la primera edición de esta evaluación internacional. Solo estuvo ausente de la edición 2003, como consecuencia de la crisis económica que había estallado en 2001.

En 2018, por primera vez la evaluación contó con cuatro “regiones adjudicadas”: la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Tucumán y Córdoba. Estas cuatro jurisdicciones recibirán datos específicos de sus estudiantes que les permitirán conocer su desempeño de forma independiente al total nacional. La ampliación de estas muestras explica, al menos en parte, por qué la participación de estudiantes argentinos se duplicó: en 2015, habían respondido la prueba solo 6349 estudiantes en el país. 

Los resultados estarán disponibles en diciembre de 2019. Dado su carácter global, la evaluación ofrece información que permite establecer similitudes y diferencias con otros sistemas educativos del mundo.

Este año, la ciudad y la provincia de Buenos Aires, Tucumán y Córdoba fueron “regiones adjudicadas”: las cuatro jurisdicciones recibirán datos específicos de sus estudiantes

La última edición de PISA, en 2015, estuvo rodeada de polémica en la Argentina porque las respuestas de los alumnos locales fueron descartadas por la OCDE. “La muestra de la Argentina no cubría la población objetivo, debido a la potencial omisión de escuelas del marco muestral”, justificó entonces el informe de la OCDE.

Los resultados de la ciudad de Buenos Aires también quedaron bajo la lupa en 2015.  La mejora de los estudiantes porteños entre 2012 y 2015 fue de 50 puntos en el área de Ciencias. Ningún otro participante tuvo un crecimiento similar: el segundo fue el de Georgia, cuya mejora (23 puntos) representó menos de la mitad que la de CABA. La lista de los países que más mejoraron se completaba con Qatar (21 puntos), Albania (18), Perú (14), Moldavia (9) y Colombia (8). En otras palabras, el avance de la ciudad de Buenos Aires en PISA 2015 fue calificado como “llamativo” por los más prudentes.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*