50 innovaciones para abrir la imaginación en la escuela

El programa Globe conecta a estudiantes de todo el mundo para que compartan datos sobre el tiempo atmosférico de sus localidades, contribuyendo a investigaciones reales de la mano de científicos profesionales.

En las escuelas argentinas, innovar no se conjuga en futuro, sino en presente. Basta con mencionar el ejemplo de las tertulias literarias, una serie de encuentros que parten de la lectura de literatura clásica para abrir las puertas a la creación de una comunidad educativa. O la instrucción entre pares, basada en el diálogo entre compañeros para promover la comprensión acerca de un tema nuevo a ser estudiado. O los clubes de debate, que permiten a los estudiantes argumentar y fundamentar sus ideas, mientras aprenden a respetar y escuchar las ideas de los demás.

Estas son solo 3 de las 50 experiencias recopiladas en el libro 50 innovaciones educativas para escuelas, que CIPPEC presentó con motivo del Día del Maestro. La obra reúne proyectos y metodologías que pueden ser implementados en las escuelas para potenciar una apropiación poderosa del conocimiento por parte de los alumnos y movilizar la voluntad de aprender.

Algunas iniciativas apuestan a la expresión oral y la comunicación verbal para que los estudiantes ganen confianza en sí mismos, otras establecen protocolos para prevenir y detener el bullying; algunas se enfocan en la arquitectura escolar; otras, en la tecnología o en el trabajo colaborativo. Todas ellas fueron incluidas en la compilación porque son innovaciones a nivel institucional, basadas en evidencias científicas y –sobre todo– prácticas y viables.

La obra reúne proyectos y metodologías que pueden ser implementados en las escuelas para potenciar una apropiación poderosa del conocimiento por parte de los alumnos y movilizar la voluntad de aprender.

El libro fue elaborado por el Laboratorio de Innovación y Justicia Educativa (EduLab) del programa de Educación de CIPPEC y editado por Fundación Santillana. La compilación estuvo a cargo de Axel Rivas, codirector del programa de Educación; Lucas Esteban Delgado, coordinador del EduLab; y Fernando André, consultor en Educación. Además, contó con la participación de un consejo de especialistas integrado por Inés Aguerrondo, Rebeca Anijovich, Melina Furman, Marta Libedinsky, Mariana Maggio y Alfredo Vota.

En un mundo lleno de amenazas referidas a la educación, el libro aparece lleno de esperanzas practicables. Su objetivo central es abrir nuevas puertas al aprendizaje en profundidad. La innovación educativa requiere de un abordaje sistemático y científico que permita generar evidencias de sus usos, posibilidades y efectos.

Los autores presentan el texto como “un libro de recetas”, y explican: “Pese a que escuchamos una y otra vez que no debe haber recetas educativas empaquetadas para usar en cualquier contexto, creemos que los educadores necesitan, hacen y usan recetas. La gran pregunta es que tipo de recetas. No queremos recetas instrumentales, que convierten a los educadores en agentes de aplicación automática de fórmulas educativas reduccionistas e infantilizadas. No queremos recetas desligadas de sus contextos ni de principios educativos claros”.

La innovación educativa requiere de un abordaje sistemático y científico que permita generar evidencias de sus usos, posibilidades y efectos.

A la vez, reconocen: “La pura teoría agota a los educadores de territorio. Necesitan experiencias practicables, cercanas a la aplicacion real, viables. Buscamos y buscamos innovaciones profundas, decisivas, transformadoras pero practicables y operativas, porque creemos que esa es también una forma de respetar a los docentes, de sentir empatía por el trabajo de ellos”.

En la introducción, Axel Rivas plantea: “Este libro es un conjunto de caballos de Troya responsables y respetuosos del sistema educativo tradicional. Sí, 50 caballos de Troya porque creemos que la práctica de estas innovaciones lleva dentro una visión del cambio educativo. Porque cuando se desatan en las escuelas alguna de estas 50 innovaciones se abre una gran compuerta invisible. No se trata de cambios menores, pasajeros y livianos. Buscamos innovaciones que conspiren contra un orden escolar burocrático, desapasionado, alienante e incomprensible para los alumnos y sus docentes”.

Descargá el libro “50 innovaciones educativas para escuelas”

Para más información, visitá la página del Edulab.

1 Comment

  1. Realmente es un curso distinto motivador,innovador y realmente atrapante.Aunque hace 10años que no estoy frente al aula me saco el sombrero ante esta capacitacio’n

Su dirección de correo no será publicada.


*