Cae la inversión en I+D y la solicitud de patentes en Argentina

En 2017, la Argentina invirtió el 0,55% del PBI en investigación y desarrollo (I+D). La cifra no solo está por debajo de la inversión de otros países iberoamericanos (como Brasil), sino que además es el menor registro desde 2008. El Estado es responsable del 72,6% del financiamiento, y las empresas solo aportan el 16,5%.

En 2017, la Argentina invirtió el 0,55% del PBI en investigación y desarrollo (I+D). La cifra es inferior a la inversión de otros países iberoamericanos. CRÉDITO: Pixabay

En 2017, la Argentina invirtió el 0,55% del PBI en investigación y desarrollo (I+D). La cifra no solo está por debajo de la inversión que efectúan otros países iberoamericanos (como Brasil, España y Portugal, que destinan en promedio el 1,20% del PBI), sino que además es el menor registro desde 2008, cuando el país había invertido el 0,47% del PBI en I+D.

Los datos pertenecen al informe El estado de la ciencia 2019, elaborado por el Observatorio Iberoamericano de la Ciencia, la Tecnología y la Sociedad de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI). El documento menciona que Portugal y Brasil son los países iberoamericanos que más esfuerzo relativo realizan en I+D, invirtiendo el 1,33% y 1,27% de su PBI respectivamente en estas actividades. España alcanza el 1,20% y el resto de los países invierte menos del 0,70% de su producto en I+D, según los últimos datos disponibles.

La inversión de los países de Iberoamérica continúa teniendo una baja intensidad en comparación a la de los países industrializados. Por ejemplo, Corea e Israel superan el 4%, mientras que Alemania y EE.UU rondan el 3%.

Inversión en I+D en países seleccionados (millones de dólares PPC)

En América Latina, Brasil, México y Argentina concentran la mayor parte de la inversión en ciencia. Brasil representa el 65% del esfuerzo regional, mientras que México un 13% y Argentina un 8%. Más lejos aparecen Colombia con un 3% y Chile con un 2%. El 10% faltante se distribuye entre el resto de los países de la región.

Una particularidad de la inversión en ciencia en Argentina es el protagonismo del sector estatal: el Gobierno es responsable del 72,6% del gasto en I+D, seguido de lejos por las empresas públicas y privadas (16,5%), organismos extranjeros (8,5%), universidades (1,8%) y organizaciones privadas sin fines de lucro (0,6%). En otros países americanos, las empresas públicas y privadas lideran la inversión en ciencia: es el caso de Brasil (55,5%), Estados Unidos (62,3%), Colombia (49,9%) y Canadá (40,9%).

Inversión en I+D en relación con el PBI

Si se analiza la cantidad de investigadores de jornada completa en cada país de Iberoamérica, Brasil cuenta con 179.989 investigadores, más del triple que el país latinoamericano que le sigue: Argentina, con 52.383 investigadores. Argentina tiene 2,92 investigadores de jornada completa por cada 1000 personas (de la población económicamente activa): es la cifra más alta de la región, por encima de Brasil (1,68), Chile (1,01) y México (0,72), pero por debajo de España (5,86) y Portugal (8,61).

En Argentina, el 54% de los investigadores son mujeres, y el 46% son varones. Solo en Venezuela las mujeres representan una proporción mayor (61%) del total de investigadores y becarios. En casi todos los países de la región, la mayoría de los investigadores son hombres.

Cantidad de investigadores

Al comparar el gasto en I+D por investigador de jornada completa (en miles de dólares), Argentina (con 87,66) queda por detrás de Chile (174,59), Colombia (398,17) y México (231,28), y se ubica cerca de Portugal (99,18).

El número de patentes internacionales solicitadas mediante el Tratado de Cooperación en Patentes (PCT) por parte de titulares argentinos cayó un 50% entre 2008 y 2017, mientras que a nivel regional se dio un crecimiento del 15%. El incremento fue liderado por Chile, que quintuplicó sus solicitudes, y Colombia que las duplicó.

Pero además, en el año 2017 el 81% de las solicitudes de patentes en países de América Latina corresponde a no residentes, principalmente a empresas extranjeras protegiendo productos en los mercados de la región. México es el país en el que este fenómeno fue más marcado, con un 92% del total de las solicitudes en manos de no residentes. En Argentina ese valor fue del 89%.

Solo el 16,5% de los encuestados de toda América Latina manifestó haber obtenido un título de propiedad intelectual entre los años 2013 y 2018. En Argentina la cifra desciende hasta 9,9%, mientras que Colombia se destaca en términos relativos: el 24.4% de sus investigadores obtuvo un título de propiedad intelectual en ese período.

En Argentina la mayor parte de la inversión en I+D se destina a investigación aplicada (50,8%), mientras que un 26,3% de los recursos va a investigación básica, y un 22,9% a desarrollo experimental. En países como Estados Unidos predomina el gasto en desarrollo experimental (63,4%).

CONSULTÁ el informe completo

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*