Derecho a la educación: más inclusión, aunque lejos de la equidad

Evolución del derecho a la educación en la Argentina (2010-2016)

El Observatorio de la Deuda Social Argentina (ODSA) de la UCA presentó un nuevo informe del Barómetro de la Deuda Social de la Infancia, denominado Evolución de indicadores de desarrollo humano y social en la infancia en perspectiva de derechos humanos (2010-2016). El documento estadístico estima la magnitud de los desafíos en las principales dimensiones de derechos de niñas, niños y adolescentes en la Argentina urbana, y subraya la “distancia” que el país aún mantiene “respecto de umbrales mínimos de cumplimiento de derechos vigentes”.

El relevamiento se enfoca en seis dimensiones: 1) Alimentación, salud y hábitat; 2) Subsistencia; 3) Crianza y socialización; 4) Educación; 5) Información; y 6) Protecciones especiales: trabajo infantil. En líneas generales, el informe señala que la evolución de la incidencia de la pobreza en múltiples dimensiones de derechos ha seguido un rumbo positivo entre 2010 y 2016, pero “el desafío es superlativo cuando aún más de la mitad de los niños son pobres en términos del ejercicio de derechos fundamentales”.

Según los datos presentados, vivienda, saneamiento y alimentación aún representan deudas pendientes, pese a los progresos. “Se logró mayor inclusión educativa, pero es un desafío terminar la escuela secundaria y mejorar la calidad de las ofertas educativas, procurando alcanzar mayor equidad en las estructuras de oportunidades y en los resultados”, agrega el informe del ODSA.

Evolución del derecho a la educación (2010-2016)

Si bien las situaciones de mayor déficit en términos de escolarización se registran en el nivel inicial y en la educación secundaria, es también en estos niveles donde se advierten mayores progresos.

En el caso del nivel inicial, la no escolarización entre los 3 y 5 años experimentó una merma de 13 puntos porcentuales entre 2010-2016 y de 2,4 puntos porcentuales entre 2015 y 2016, sobre todo en sala de 3 y 4 años.

De todas maneras, si bien estos progresos en la escolarización fueron significativos en los estratos sociales más bajos, no fueron suficientes para disminuir las brechas de desigualdad social, que tendieron a incrementarse.

Además, el ODSA estimó que en 2016 el 25,9% de la población no asistía a la escuela secundaria o lo hacía con sobre-edad (5% no asiste y 20,9% lo hace con sobre-edad). El informe destaca los progresos en el Conurbano Bonaerense y áreas metropolitanas del interior del país.

Evolución del derecho a la información (2010-2016)

En cuanto al derecho a la información, el ODSA estima que en 2016 el 58% de los chicos de entre 5 y 17 años no contaba en su hogar con biblioteca con libros, 34,9% no contaba con una computadora, 44,5% no tenía acceso a servicio de internet, y 61% no tenía celular propio.

La evolución más positiva se registró en el acceso a una computadora y a servicio de internet. Sin embargo, las brechas de desigualdad social regresiva para la población más vulnerable tendieron a incrementarse de modo significativo en el período 2010-2016.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*