Diplomatura en Dirección Escolar para la Transformación Educativa

La diplomatura en Dirección Escolar para la Transformación Educativa (DETE), de la Universidad de San Andrés, está orientada a directivos que se desempeñen en todos los niveles educativos.

Diplomatura en Dirección Escolar para la Transformación Educativa

La diplomatura en Dirección Escolar para la Transformación Educativa (DETE), dictada por la Universidad de San Andrés (UdeSA), es una experiencia de formación “inmersiva, singular y transformadora” para diseñar y gestionar el cambio escolar profundo en las instituciones educativas. Está orientada a directivos que se desempeñen en todos los niveles educativos.

La diplomatura invita a la participación institucional a través de la inscripción en equipo. Se propone que cada institución pueda designar como mínimo 2 y como máximo 6 participantes para transitar el programa. De todos los miembros del equipo participante, al menos uno debe desempeñarse en un rol directivo con capacidad de tomar decisiones para el proyecto educativo institucional.

DETE propone construir comunidades de trabajo colaborativo para encarar la tarea de transformar la escuela. Se trata de una experiencia que invita a cada institución, a través de sus participantes, a sumarse a la red de profesionales y escuelas que se aventuran al desafío de pensarse con otros colegas, compartiendo experiencias y enriqueciendo sus potencialidades con una experiencia colaborativa.

La diplomatura en Dirección Escolar para la Transformación Educativa, dictada por la Universidad de San Andrés, es una experiencia de formación inmersiva, singular y transformadora

Se trata de una propuesta innovadora de formación para la transformación educativa. Combina el saber experto de reconocidos especialistas, la creación de una comunidad de pares y modalidades de aprendizaje intensivas, a distancia y presenciales en las escuelas.

Propone una ecología de trabajo pensada para el desarrollo de la inteligencia colectiva. Cada participante contribuirá con saberes y experiencias que permitan movilizar a otros, a la vez que movilizarse con el conocimiento compartido. Esto implica un ejercicio de apertura, de construcción de confianza y de condiciones de colaboración. Se trata de que cada institución pueda compartir aquellas experiencias que, por su valor de logro o por su valor de aprendizaje por lo no logrado, puedan contribuir al aprendizaje colectivo. La apertura para compartir estas experiencias permite fortalecer la propia capacidad de cambio y liderazgo, así como promover el crecimiento de una comunidad de pares.

Más información, en la web de Udesa.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*