Educación financiera para tomar mejores decisiones

El Taller de Finanzas Personales de Junior Achievement y BBVA acerca a los jóvenes a la educación financiera para que puedan tomar mejores decisiones. Más de 300 estudiantes secundarios de Capital y GBA participaron de la iniciativa.

A través de talleres en las escuelas, BBVA y Junior Achievement refuerzan las herramientas de educación financieras para que los jóvenes tomen mejores decisiones y puedan planificar su proyecto de vida.

Más de 300 estudiantes de escuelas de capital y la zona metropolitana participaron del Taller de Finanzas Personales organizado por Junior Achievement (JA) y BBVA. El programa busca brindar a los jóvenes, por medio de la educación financiera, las herramientas que les permitan tomar mejores decisiones en el futuro próximo.

Los estudiantes contaron con el apoyo de 26 mentores, que, como empleados del banco, ofrecieron a los chicos sus conocimientos y experiencia en finanzas para trabajar juntos en la proyección del presupuesto personal y familiar; el ahorro, la inversión, los riesgos y recaudos.  

Hernán Carboni, director de Relaciones Institucionales, afirmó: “En BBVA creemos en que apostar por la educación financiera es la clave para construir juntos sociedades más igualitarias y equitativas. Nuestro objetivo es fortalecer la cultura financiera facilitando el desarrollo de habilidades que permitan tomar decisiones informadas“.

Durante el mes de octubre, más de 300 jóvenes de entre 16 y 18 años recibieron el taller en sus escuelas. La propuesta: comprender la importancia de planificar, establecer metas y tomar decisiones inteligentes en las finanzas personales, que permitan acompañar su proyecto de vida.

Noël Zemborain, directora ejecutiva de Junior Achievement Argentina, sintetizó: “Es fundamental promover la educación financiera y las herramientas de planificación que permiten a los jóvenes tomar decisiones inteligentes a la hora de administrar el dinero y tener una economía personal y familiar saludable. Se trata de aprendizajes que les permiten aprovechar mejor las oportunidades e impactar positivamente en su comunidad”.

Según la OCDE, la educación financiera “es un elemento clave para optimizar la inclusión financiera, ya que, además de facilitar el uso eficaz de los productos financieros, puede ayudar a las personas a desarrollar las habilidades para adquirir y seleccionar los productos que más se adecúen a sus necesidades y, además, las empodera para ejercer sus derechos y responsabilidades como consumidores financieros”.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*