En 2019, Argentina tuvo la inversión educativa más baja desde 2007

El país invirtió el 4,8% del PBI en educación el año pasado: es la cifra más baja desde 2007, cuando la inversión de la Nación y las provincias había sido del 4,6% del PBI. Entre 2015 y 2019 el gasto en educación cayó 21%, según cifras oficiales.

Porcentaje de inversión consolidada en educación como porcentaje del PBI. FUENTE: Ministerio de Educación / vía @ClausAgustin

El año pasado Argentina invirtió el 4,8% del PBI en educación, considerando el aporte consolidado del Estado nacional y de las provincias. Para encontrar una cifra más baja de inversión educativa hay que remontarse al año 2007, cuando la inversión consolidada en educación fue del 4,6% del PBI.

Entre 2015 y 2019, la inversión educativa cayó 21%, según datos del Ministerio de Educación de la Nación difundidos en Twitter por Agustín Claus, especialista y docente de Economía de la Educación. En 2015, el único año en que Argentina cumplió con la inversión educativa mínima establecida por ley, el porcentaje del PBI destinado a educación había sido 6,1%.

Fuente: Ministerio de Educación / vía @ClausAgustin

La información oficial indica que entre 2015 y 2019 la inversión educativa de la Nación descendió desde el 1,6% a 1,1% del PIB (-33%); mientras que en las provincias y en CABA, el descenso fue desde 4,5% a 3,8% del PIB (-16%).

Solo en 2015 la Argentina invirtió el 6% del PBI en educación, según lo establecido por la Ley de Educación Nacional Nº 26.206. La ley ordena que la Nación y las provincias deben realizar los esfuerzos presupuestarios necesarios para alcanzar y sostener esta meta de inversión educativa.

La inversión educativa creció de manera sostenida desde 2005, cuando se aprobó la Ley de Financiamiento Educativo. Los datos de 2019 suponen una disminución de la inversión que retrotrae el gasto educativo a los niveles de 2007 (4,6% del PBI).

Fuente: Belén Sánchez y Agustín Claus – CIPPEC (2019)

Dos informes recientes habían puesto el foco sobre los retrocesos en el financiamiento educativo. El primero fue “El financiamiento educativo en la Argentina: balance y desafíos de cara al cambio de década”, de CIPPEC, realizado por Belén Sánchez y Agustín Claus. El otro fue “¿Cómo y cuánto se invierte en la educación argentina?”, del Observatorio Argentinos por la Educación, con autoría de Agustín Claus. Ambos documentos mostraron que, luego de un ascenso creciente de la inversión desde 2005, los recursos destinados a educación por la Nación y las provincias disminuyeron a partir de 2016.

Con motivo de la difusión del informe del Observatorio, Alejandro Morduchowicz, economista especialista en educación, afirmaba: “Argentina enfrenta desafíos educativos de todo tipo. Sería difícil intentar jerarquizarlos. Pero hay uno que podemos considerar primus inter pares: el del financiamiento. Contar con recursos suficientes marca la diferencia entre la voluntad y la realidad, entre la focalización y la universalidad, entre la atracción de docentes motivados y el mero pago de salarios. El financiamiento educativo importa porque es el requisito fundamental que garantizará las condiciones materiales y pedagógicas para el aprendizaje”.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*