Flipped learning: cómo invertir la clase

"Flipped learning: una guía para darle una vuelta a tu clase" (Logos)

El flipped learning es un modelo que se extiende a diferentes lugares del mundo y a todos los niveles educativos porque es la manera más práctica y efectiva de mejorar la cantidad y calidad del tiempo cara a cara en el aula, transformándola en un espacio de aprendizaje dinámico ideal para la utilización de metodologías activas centradas en el estudiante.

Este libro de Miguel Sedoff y Sandra Bonetti intenta explicar sus principales características y sugiere las estrategias de implementación más adecuadas para cada contexto, junto con herramientas y experiencias de otros colegas que contribuyan a la construcción de aprendizajes significativos.

El punto de partida es un diagnóstico claro: “La clase tradicional, en la que el docente se concebía como el poseedor del conocimiento y lo transmitía a un grupo de silenciosos estudiantes, ya no es una opción válida para la educación de las nuevas generaciones”.

La clase tradicional, en la que el docente se concebía como el poseedor del conocimiento y lo transmitía a un grupo de silenciosos estudiantes, ya no es una opción válida para la educación de las nuevas generaciones”, plantean Sedoff y Bonetti

Los autores citan a Michael Fullan, quien advierte que en Estados Unidos, a los 5 años de edad, el 95% de los niños dice ir con gusto al jardín de infantes: “No quieren faltar, disfrutan cada uno de sus días con sus maestros y sus compañeros”. Sin embargo, “en primer grado comienza el cambio, y al llegar a quinto grado el 65% de los niños va con gusto a la escuela”. Y para el noveno año de escolarización (mediados de la secundaria de Argentina), apenas el 37% de los estudiantes está satisfecho con su experiencia escolar: “Un tercio aprecia su educación, el resto navega como puede una experiencia que le resulta insoportable o incomprensible“.

Frente a este panorama, los autores sostienen que la educación, tal como está, les sirve poco a los estudiantes “porque la escuela transmite una sensación de obsolescencia, de resignación, que se potencia cuando se la compara con otros campos de la sociedad en los cuales los cambios tecnológicos han beneficiado a muchas personas con mejoras médicas, económicas y sociales”.

Y definen: “Estamos en un punto en el que es inaceptable considerar que el uso de las Tecnologías de Información y de la Comunicación (TIC) en educación sea opcional“.

TÍTULO: Flipped learning: una guía para darle una vuelta a tu clase

AUTORES: Miguel Sedoff y Sandra Bonetti

EDITORIAL: Logos

PÁGINAS: 176

PRECIO: $350

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*