Innovación y desarrollo sostenible, ejes del debate educativo del G20

La primera reunión de ministros de Educación del G20 reunió en Mendoza a 30 jefes de delegación de los países miembros. Reforma curricular, formación docente, estrategias educativas innovadoras y financiación nacional e internacional de la educación fueron algunos de los temas que se discutieron.

Los ministros de Educación del G20 se reunieron por primera vez en Mendoza.

“El acceso a la educación de calidad es un derecho humano y la base para la conquista de otros derechos. El poder transformador y la naturaleza transversal de la educación la convierten en una herramienta esencial para abordar nuestros desafíos globales y contribuir a la búsqueda de diálogo, consenso, cooperación, colaboración, y metas de políticas objetivos coordinados y respuestas del G20″. Estas palabras integran el “preámbulo” de la declaración que firmaron los ministros de Educación del G20 en la reunión que celebraron hoy en Mendoza.

Al término de la cumbre, las máximas autoridades educativas del G20 aprobaron la Declaración de Mendoza, un documento que reúne las principales consideraciones surgidas de las sucesivas reuniones del Grupo de Trabajo Educación, creado por la presidencia argentina del bloque. Esta declaración, titulada “Construyendo consenso para un desarrollo equitativo y sostenible. Desplegando el potencial de las personas”, servirá de sustento para las recomendaciones que luego llegarán a la cumbre de presidentes.

La declaración, consensuado por todos los países miembros e invitados, reafirma el papel de la educación como un motor clave para el desarrollo sostenible, reconociendo la necesidad de posicionarla “en el centro de la agenda global”. La educación, señalan los ministros, es la base del desarrollo personal, “ya que proporciona a niños, jóvenes y adultos el conocimiento, las habilidades, los valores y las actitudes necesarias para alcanzar su máximo potencial”. Al mismo tiempo, agregan, ayuda a reducir la pobreza y a promover una ciudadanía activa, contribuyendo de esta manera a la paz, la inclusión y la prosperidad.

“El poder transformador y la naturaleza transversal de la educación la convierten en una herramienta esencial para abordar nuestros desafíos globales”, plantea la declaración de los ministros de Educación del G20

El encuentro fue encabezado por encabezado por el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, y el sherpa argentino ante el G20, Pedro Villagra Delgado. Contó con la participación de 30 jefes de delegación, entre ellos Themis Christophidou, directora general de Educación, Juventud, Deporte y Cultura de la Unión Europea; Yoshimasa Hayashi, ministro de Educación, Cultura, Deporte, Ciencia y Tecnología de Japón; Betsy Devos, secretaria de Educación de Estados Unidos, y Audrey Azoulay, directora general de la UNESCO. También participaron la secretaria de Innovación y Calidad Educativa, Mercedes Miguel; el director nacional de Cooperación Internacional, Francisco Miguens; y las máximas autoridades educativas de las naciones que integran el bloque.

En la apertura de las sesiones, Finocchiaro expresó: “Por primera vez en la historia del G20 se incorpora a la agenda la educación. Nos encontramos en una era en la cual la educación nunca ha sido tan importante para el desarrollo económico, social y cultural de nuestros países”. Y agregó: “Sin educación no hay desarrollo de las capacidades humanas. No hay desarrollo de las personas. Y sin desarrollo humano, no hay posibilidad alguna de desarrollo sostenible en la Tierra”.

Basándose en los consensos alcanzados en los sucesivos encuentros del Grupo de Trabajo Educación, los presentes compartieron sus opiniones sobre el rol de la educación para dotar a las personas de habilidades necesarias para la vida y el trabajo. Durante la reunión se abordaron temas claves como la reforma curricular, la formación docente, las estrategias educativas innovadoras y la financiación nacional e internacional de la educación.

Durante la reunión se abordaron temas claves como la reforma curricular, la formación docente, las estrategias educativas innovadoras y la financiación nacional e internacional de la educación

En el marco de esta cumbre –la primera de su tipo en la historia del G20–, la Dirección Nacional de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación presentó la plataforma digital Campus Global, una iniciativa que promueve la movilidad académica internacional, simplificando el acceso a la oferta de becas internacionales para estudiantes, docentes e investigadores, tanto argentinos como extranjeros.

“Nos reunimos para afirmar el rol único de la educación como un motor clave para el desarrollo sostenible para todas las naciones, reconocer la necesidad de poner la educación en el centro de la agenda global y convocar a la acción colectiva”, plantea el documento, que también menciona la importancia de las habilidades socioemocionales, las disciplinas “STEAM” –ciencia, tecnología, ingeniería, artes y matemáticas, por sus siglas en inglés–, la profesión docente y el financiamiento educativo. Allí, además, los participantes de la primera Reunión Ministerial de Educación del G20 felicitan a la presidencia argentina por haber incluido la educación como prioridad en la agenda del G20.

En línea con el futuro del trabajo, una de las prioridades definidas por la presidencia argentina del G20, la declaración llama a promover “itinerarios múltiples y flexibles para la educación y la capacitación permanentes entre todos los niveles educativos” y a adoptar planes de estudio altamente sensibles a las prácticas basadas en la evidencia y las tendencias futuras de empleo. Es importante, en este contexto, que “la educación esté a la altura de las innovaciones sociales y tecnológicas, como la inteligencia artificial, el big data y la internet de las cosas”.

El documento admite que la implementación de políticas precisa un financiamiento adecuado. Al respecto, los ministros reconocen la relevancia de “proporcionar niveles apropiados de inversión nacional e internacional en educación para lograr una educación inclusiva, equitativa y de calidad, así como oportunidades de aprendizaje permanente para todos”.

DESCARGÁ la Declaración de los ministros de Educación del G20

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*