La secundaria rural mediada por TIC, un modelo innovador que crece

La propuesta busca garantizar el derecho de todos los adolescentes que viven en parajes rurales dispersos, a acceder al nivel secundario y desarrollar nuevas competencias tecnológicas. Ya suma 1000 alumnos en cuatro provincias: Chaco, Salta, Jujuy y Misiones.

Los alumnos de parajes rurales utilizan las netbooks y los celulares para comunicarse con sus profesores, que les enseñan desde un centro urbano, por medio de una plataforma educativa.

La ley de Educación Nacional vigente (Ley Nº 26.206 de 2006) establece la escolaridad obligatoria desde el nivel inicial hasta finalizar el nivel secundario. Sin embargo, la oferta de educación completa para todos los niveles no es una realidad en algunos contextos de nuestro país, principalmente en el ámbito rural. Las cifras del último Censo Nacional evidencian que cerca de 93.000 adolescentes que residen en el ámbito rural no asisten a un establecimiento educativo, de los cuales más de 65.000 pertenecen a parajes rurales dispersos. La gran mayoría de estos parajes sólo tiene una escuela primaria y tienen escaso acceso a uso de nuevas tecnologías de la información y la comunicación. Así, los adolescentes de muchas de estas comunidades culminan su trayectoria escolar al finalizar la primaria o deben trasladarse a otras localidades, lejos de sus familias.

La Secundaria Rural Mediada por Tecnologías es un modelo educativo innovador que promueve UNICEF en nuestro país desde el año 2012. Surge con el objetivo de dar respuesta a la necesidad de garantizar el derecho de todos los adolescentes que viven en parajes rurales dispersos, a acceder al nivel secundario y desarrollar nuevas y más competencias TIC. UNICEF coopera con los gobiernos provinciales de Chaco, Salta, Jujuy y Misiones en la implementación de este modelo. El mismo consiste en una escuela secundaria que se conforma por una sede central, ubicada en un centro urbano, a la que asisten todos los días los docentes de todas las disciplinas del nivel. Allí planifican y diseñan las clases que son compartidas con los alumnos ubicados en distintos parajes rurales a través de una plataforma educativa.

Las cifras del último Censo Nacional evidencian que cerca de 93.000 adolescentes que residen en el ámbito rural no asisten a un establecimiento educativo, de los cuales más de 65.000 pertenecen a parajes rurales dispersos

En los parajes están las sedes de la escuela a la que asisten todos los días los estudiantes, junto con un docente que coordina y gestiona el intercambio de clases y la comunicación con los docentes que se encuentran en la sede central. Cabe remarcar que el modelo es presencial y mediado por tecnologías; esto quiere decir que los estudiantes y docentes asisten todos los días a clase y mediante diferentes dispositivos tecnológicos –netbooks, celulares, servidores–, el uso de una plataforma virtual educativa y el acceso a internet, junto con la existencia de una red interna escolar con contenidos educativos offline, los alumnos y alumnas aprenden y se comunican e intercambian clases, contenidos y actividades.

En el país existen actualmente 5 Secundarias Rurales mediadas por Tecnologías, con 54 sedes rurales en total a la que asisten cerca de 1000 estudiantes. Hay ya 113 egresados que han completado sus estudios secundarios gracias a esta modalidad. La iniciativa está en expansión en todas las provincias donde está funcionando: se han inauguraron recientemente 3 nuevas sedes rurales en Salta, 4 en Misiones, 5 en Chaco y se está evaluando crear una nueva escuela con 10 sedes en Jujuy. A su vez, nuevas provincias del norte del país con alto porcentaje de población adolescente en ámbito rural disperso esperan implementar esta modalidad de secundaria.

El modelo es presencial y mediado por tecnologías; los estudiantes asisten todos los días a clase y mediante diferentes dispositivos tecnológicos aprenden y se comunican con sus docentes.

Son todas escuelas estatales, creadas por las provincias quienes garantizar la locación, el plantel completo de docentes y coordinadores en las sedes. UNICEF coopera en el diseño e implementación de la iniciativa con diferentes líneas de acción, que van desde la capacitación docente y asesoramiento pedagógico, hasta la dotación de equipamiento tecnológico y didáctico, favoreciendo la conformación de las nuevas escuelas secundarias en cada una de las comunidades. A su vez, se brinda asistencia técnica a los ministerios de educación, generando documentos claves para la implementación del modelo educativo, y ofreciendo un equipo de trabajo que apoya y acompaña al funcionamiento cotidiano de las escuelas.

Es importante destacar que  desde fines del año 2016, Educ.ar se ha sumado a la iniciativa como un aliado clave en el marco del Plan Nacional de Conectividad Escolar, logrando priorizar a estas escuelas en la instalación del servicio de internet. Hasta el momento se ha avanzado en la instalación de antenas de conexión satelital en 38 de las 54 sedes, garantizando con esta provisión la sostenibilidad de esta modalidad como parte de la oferta educativa. Un gran paso adelante para garantizar que todos los  chicos y chicas del norte del país tengan más futuro y mejores oportunidades de aprendizaje en sus comunidades.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*