Los salarios docentes cayeron un 12,8% en 10 años

En 21 provincias, la variación nominal del salario fue inferior a la variación de los precios entre 2009 y 2018. Las remuneraciones más altas están en San Luis, donde los docentes ganan 2,4 veces más que sus pares en Santiago del Estero, la provincia con los salarios más bajos.

FOTO: Ministerio de Educación / Flickr

Entre 2009 y 2018, los salarios docentes ajustados por inflación disminuyeron en promedio 12,8%. En 21 provincias, la variación nominal del salario quedó por debajo de los aumentos de precios. Hay solo tres jurisdicciones donde el salario docente ajustado por inflación mejoró en este período: son San Luis (+14,3%), Salta (+13,6%) y Tucumán (+3,4%). En Río Negro (-0,9%) y Mendoza (-1,0%) las remuneraciones se mantuvieron casi constantes.

Los datos surgen del informe “¿Cuánto gana un docente en Argentina?”, del Observatorio Argentinos por la Educación, con autoría de Javier Curcio, subdirector del Departamento de Economía de la Facultad de Ciencias Económicas de la UBA. El documento muestra la evolución en los últimos 10 años del salario docente para el cargo de maestro de grado de jornada simple con 10 años de antigüedad del sector estatal en las 24 provincias. 

La mayor reducción salarial ajustada por inflación nacional entre 2009 y 2018 se dio en Santiago del Estero (-45,5%), seguida de Santa Cruz (-42,0%) y Chaco (-28,5%). También hubo caídas significativas en Corrientes (-22,6%), Tierra del Fuego (-22,0%), La Pampa (-21,8%), Catamarca (-21,3%) y La Rioja (-20,0%). 

“Es muy importante acordar criterios de actualización salarial adecuados y coordinados para asegurar la existencia de servicios educativos universales de calidad a lo largo y ancho del país. Este instrumento, junto a otros, es central para avanzar hacia una educación inclusiva y de calidad que se constituya como igualadora de oportunidades y palanca para el desarrollo”, plantea Javier Curcio, autor del informe.

“Los salarios constituyen, en el caso argentino y en la experiencia comparada, el componente más importante del gasto educativo dado que se trata de una actividad intensiva en mano de obra. En consecuencia, el estudio de las remuneraciones docentes resulta imprescindible para el análisis de alternativas de mejoramiento del financiamiento de este sector, ante las enormes disparidades fiscales y sociales del país”, señala Juan Doberti, docente e investigador de la UBA.

La brecha entre las provincias con mayor y menor salario se ha mantenido entre 2009 y 2018. La provincia con las remuneraciones más altas es San Luis: allí el salario docente es 2,4 veces mayor que en Santiago del Estero, la jurisdicción con los salarios más bajos del país. Esa proporción era la misma en 2009, aunque entonces los salarios docentes más altos estaban en Santa Cruz y los más bajos, en Corrientes. 

Hay diferencias salariales significativas entre provincias cercanas. Por ejemplo, en 2018 los docentes con 10 años de antigüedad de Santiago del Estero tenían un salario de $13.291, mientras que los de Salta ganaban el doble: $26.340. En Mendoza ganaban $21.045, mientras que en San Luis la cifra era un 48% más alta: $31.190. En la región patagónica, el salario docente de dos provincias contiguas como La Pampa ($29.234) y Río Negro ($22.016) presentó una diferencia de $7.200 pesos en favor de la primera.

“Lograr una mejora en la retribución de los docentes requiere un compromiso de largo plazo de las administraciones provinciales. Centrar la expectativa en alguna decisión de la autoridad central o nacional es ignorar las restricciones vigentes –afirma Julio Durand, profesor de la Escuela de Educación de la Universidad Austral–. Se podrán declamar apoyos, pero sin la asignación concreta de recursos en cada jurisdicción no se producirá mejora alguna. El caso de San Luis lo deja claro, como única provincia en la que se produjo una significativa mejora real del poder adquisitivo del salario docente”.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*