Persiste la desigualdad en los salarios docentes provinciales

Los maestros de Santiago del Estero y Formosa ganan menos de la mitad que los de Tierra del Fuego y Santa Cruz. Además, hay grandes diferencias en el nivel de “esfuerzo educativo” que hace cada administración provincial.

Salario bruto del maestro de grado con 10 años de antigüedad. Fuente: Ministerio de Educación de la Nación (marzo 2017)

Un docente de Santiago del Estero o de Formosa gana menos de la mitad que uno de Tierra del Fuego o Santa Cruz, según datos oficiales del Ministerio de Educación correspondientes a marzo de 2017. La comparación, basada en el salario bruto promedio del maestro de grado con diez años de antigüedad, arroja que un docente santiagueño gana en promedio $11.248, mientras que el sueldo de los maestros fueguinos ronda los $23.516.

Si bien el costo de vida es muy diferente en las provincias del Sur y las del Norte, los datos evidencian las profundas desigualdades en el salario docente. A nivel nacional, el promedio es de $15.618 a marzo de 2017, lo que representa una variación del 25,3% con respecto a marzo de 2016, teniendo en cuenta los acuerdos paritarios alcanzados hasta junio de 2017 o las medidas unilaterales definidas por las autoridades gubernamentales. La estimación es previa al acuerdo cerrado a principios de julio en la Provincia de Buenos Aires, que estableció un aumento del 27,4% para los maestros y profesores bonaerenses.

Córdoba ($20.016), San Luis  ($19.215) y Santa Fe  ($18.752) completan el podio de las 5 provincias con mejores salarios para los docentes. La Ciudad de Buenos Aires se ubica recién en la mitad de la tabla, con un sueldo de $15.398, mientras que la Provincia de Buenos Aires (con los números previos al acuerdo de julio) estaba en $14.868 en marzo.

El Informe Indicativo Del Salario Docente señala que “las variaciones salariales registradas en marzo de 2017 versus diciembre de 2016, indican que el mayor incremento corresponde a la provincia de San Luis con un 30%; seguido por Misiones con un 20,2%, y Santiago del Estero y Córdoba con 18,8% y 18,1% respectivamente”.

En ese mismo período, la menor variación trimestral se registra en la provincia de Santa Cruz, donde aún no empezaron las clases y los alumnos ya perdieron la mitad del año. “Con un salario bruto de $23.459 en marzo de 2017, acusa un incremento porcentual del 0,5%, variación que se debe exclusivamente al nuevo componente nacional ‘Material Didáctico’, dado que al día de la fecha no se han acordado incrementos en las remuneraciones a nivel provincial”, plantea el informe del Ministerio de Educación de la Nación.

Salarios docentes provinciales (cifras de marzo 2017)

Según el informe, la alta inequidad entre provincias se redujo con respecto al año pasado. En marzo de 2017 se necesitaban casi dos salarios y medio de Santiago del Estero para igualar uno de Santa Cruz o Tierra del Fuego: la brecha se redujo un 15% respecto a diciembre de 2016 (pasó de 2,47 a 2,09). Pero esta disminución se explica “porque en el primer trimestre del año, la provincia de Santa Cruz registró un aumento del 0,5% y Tierra del Fuego un 8%, mientras que Santiago del Estero tuvo un 18,7%”.

El panorama de las inequidades entre provincias se completa al revisar el nivel de “esfuerzo educativo” que hace cada administración provincial, es decir, qué porcentaje del gasto público total destinan a educación. Según datos del Consejo Federal de Educación, el mayor esfuerzo presupuestario lo hace la Provincia de Buenos Aires, que destina más del 35% de sus recursos a educación. Río Negro, La Pampa, Corrientes, Santa Fe, San Luis y Chubut también están entre las provincias que más priorizan la educación: en todas ellas, la inversión educativa supera el 30% del gasto público.

En el otro extremo, Santiago del Estero gasta apenas el 20% de su presupuesto en educación. Cerca de esas cifras, la Ciudad de Buenos Aires (penúltima en el ranking de “esfuerzo educativo”), Catamarca y Formosa se ubican por debajo del 25%.

Para empezar a abordar estas inequidades estructurales, desde CIPPEC impulsan que, en el marco del Plan Maestro (que busca planificar las metas educativas a 10 años), se establezcan criterios explícitos de garantía del financiamiento educativo nacional para lograr equiparar, al menos parcialmente, las desigualdades provinciales.

La iniciativa de crear un fondo nacional para la nueva carrera docente y la equidad salarial provincial forma parte de la campaña “Lo que falta #EnelCongresoesPosible”, que consiste en siete propuestas de políticas públicas promovidas por CIPPEC en el contexto de la actual campaña electoral, para que sean debatidas públicamente por los candidatos a diputados y senadores.

 

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*