PISA 2018: Argentina es el país latinoamericano que más empeoró en Lectura desde el año 2000

Los resultados de aprendizaje son inferiores a los de hace 18 años, según la evaluación de la OCDE. Los estudiantes argentinos obtuvieron 402 puntos en la prueba PISA 2018 de Lectura: 16 puntos menos que en la primera edición de la prueba, en el año 2000. Argentina queda debajo de Chile, Uruguay, Costa Rica, México y Colombia en todas las áreas evaluadas. En Matemática, Argentina es el país de la región que más retrocedió con respecto a 2012.

CRÉDITO: Ministerio de Educación de la Nación

En PISA 2018 los estudiantes argentinos obtuvieron 402 puntos en Lectura: 6 puntos más que en la edición anterior, de 2012, y muy lejos del promedio de la OCDE (487). Esa cifra ubicó a la Argentina en el puesto 63 de 77 países. En Matemática obtuvieron 379 puntos, un retroceso de 9 puntos con respecto a la edición previa (el promedio de la OCDE es 489). En Ciencias, el puntaje de Argentina fue 404: 2 puntos menos que en 2012 (el promedio de la OCDE es 489).

Los datos surgen del informe “¿Cómo le fue a Argentina en las pruebas PISA 2018?”, de Víctor Volman y Axel McCallum, del Observatorio Argentinos por la Educación. El informe hace foco en los resultados de Lectura, Matemática y Ciencias de la prueba PISA 2018, que evalúa una muestra de estudiantes de 15 años de edad. En esta edición participaron 78 países (aunque no se publicaron los datos de España en el área de Lectura).

El informe compara los resultados de Argentina con los desempeños en ediciones previas: 2000, 2006, 2009 y 2012. Si bien el país participó de PISA 2015, los resultados de esa edición no fueron considerados válidos para Argentina por falta de representatividad de la muestra.

En 2018 la muestra de la prueba fue representativa del 80,6% de la población objetivo (estudiantes de 15 años) de Argentina: se evaluó a 11.975 estudiantes en 458 escuelas. El país incrementó la cobertura en 26 puntos porcentuales con respecto a PISA 2015. En América Latina, solo Chile tiene una cobertura mayor (89,3%).

Los nuevos datos de PISA parecen sugerir que, efectivamente, los resultados de 2015 no eran comparables con los del resto de las ediciones para Argentina. Los resultados de 2018 son similares a los de 2012, 2009 y 2006, mientras que los de 2015 mostraban una mejoría significativa en las 3 áreas evaluadas: en Ciencias, una mejora de 26 puntos; en Lectura, de 29 puntos; y en Matemática, de 21 puntos.

Lectura: el 52,1% no alcanza el nivel mínimo

Los datos de 2018 muestran que Argentina queda rezagada con respecto a otros países latinoamericanos. En Lectura, la Argentina queda en el puesto 7° de la región, debajo de Chile (452 puntos), Uruguay (427), Costa Rica (426), México (420), Brasil (413) y Colombia (412). Detrás de Argentina quedaron Perú (401), Panamá (377) y República Dominicana (342). Argentina es el país de la región que más retrocedió desde el 2000 (-16 puntos), mientras que, de todos los participantes de PISA, Perú es el país que más mejoró en los últimos 18 años (+74 puntos). 

En esta área, que fue el foco principal de PISA 2018, Argentina se ubica en el puesto 63 sobre 77 países participantes. El 52,1% de los estudiantes se ubica por debajo del Nivel 2 de desempeño, considerado mínimo. Para la OCDE, el promedio de estudiantes en este nivel es 22,7%. Estos alumnos solo han podido realizar las tareas más simples frente a los textos presentados, manteniéndose en el plano de los datos explícitos, los contextos familiares y las relaciones más sencillas entre información evidente. Argentina tiene apenas un 0,7% de alumnos en los niveles más altos (5 y 6); para la OCDE, el promedio es 8,7%. 

Matemática: 7 de cada 10, por debajo del nivel mínimo

En Matemática, Argentina es el país de la región que más retrocedió con respecto a la última edición, de 2012: pasó de 388 puntos a 379. En esta área la Argentina queda en el puesto 8° de la región, debajo de Uruguay (418), Chile (417), México (409), Costa Rica (402), Perú (400), Colombia (391) y Brasil (384). Los estudiantes argentinos solo superan a los de Panamá (353) y República Dominicana (325). 

En Matemática, Argentina se ubica en el puesto 71 sobre 78 participantes. El 69% de los estudiantes se ubica por debajo del Nivel 2 de desempeño, considerado mínimo. Para la OCDE, el promedio de estudiantes en este nivel es 23,9%. Estos alumnos solo han podido resolver satisfactoriamente los problemas que requieren procedimientos rutinarios, siguiendo indicaciones simples y utilizando la información presente. Argentina tiene apenas un 0,3% de alumnos en los niveles más altos (5 y 6); para la OCDE, el promedio es 10,9%.

Ciencias: el 53,5% no alcanza el nivel mínimo

En Ciencias, con 404 puntos, la Argentina quedó debajo de Chile (444), Uruguay (426), México (419), Costa Rica (416) y Colombia (413), y con el mismo puntaje que Perú y Brasil. En esta área, la Argentina solo supera a Panamá (365) y República Dominicana (336). 

En Ciencias, Argentina se ubica en el puesto 65 sobre 78 participantes. El 53,5% de los estudiantes se ubica por debajo del Nivel 2 de desempeño, considerado mínimo. Para la OCDE, el promedio de estudiantes en este nivel es 21,9%. Estos alumnos solo pueden desarrollar un procedimiento científico siguiendo instrucciones explícitas, reconocer patrones simples en los datos, reconocer términos científicos básicos y emplear conocimientos cotidianos para identificar fenómenos científicos simples. Además, presentan dificultades para analizar los datos y reconocer la pregunta que busca responder un experimento simple y para identificar aquellas preguntas susceptibles de ser investigadas científicamente. Argentina tiene apenas un 0,5% de alumnos en los niveles más altos (5 y 6); para la OCDE, el promedio es 6,7%.

Desempeños de las provincias: CABA, a la cabeza

En términos sub-nacionales, CABA (454) se ubica por encima del promedio nacional de Lectura, con un retroceso de 21 puntos con respecto a PISA 2015 (los datos de la Ciudad sí fueron considerados válidos en esa edición). En las 3 áreas, CABA empeora en comparación con 2015 pero mejora en comparación con 2012. El puntaje de CABA es similar al de Chile (452 puntos) y al de la ciudad de Bogotá (455). Córdoba obtiene 427 puntos y la provincia de Buenos Aires, 413. Tucumán, con 389 puntos, se ubicó por debajo del promedio nacional (402).

En Matemática, CABA (434 puntos), Córdoba (400 puntos) y Buenos Aires (387 puntos) obtuvieron puntajes que superan el promedio nacional (379 puntos), mientras que Tucumán (364 puntos) quedó por debajo del promedio nacional. CABA muestra un retroceso de 22 puntos con respecto a PISA 2015. En 2018, el puntaje de CABA se ubica por encima de los mejores países latinoamericanos (Uruguay encabeza con 418) y apenas por encima de Bogotá (430), pero muy lejos de Madrid (486).

En Ciencias también se observa que CABA (455 puntos), Córdoba (427 puntos) y Buenos Aires (413 puntos) obtuvieron puntajes superiores al promedio nacional (404 puntos), mientras que Tucumán (389 puntos) queda por debajo. CABA muestra un retroceso de 20 puntos con respecto a PISA 2015. El puntaje de CABA se ubica por encima de Chile (444), el país latinoamericano que lidera, y de Bogotá (451), pero lejos de Madrid (487).

China lidera el ranking PISA 2018

En Lectura, el ranking que surge de PISA 2018 está encabezado por las provincias chinas de Beijing, Shanghai, Jiangsu y Zhejiang (B-S-J-Z), que participaron como unidad y obtuvieron 555 puntos. En segundo lugar quedó Singapur (549 puntos), seguido de Macao (China, 525 puntos), Hong Kong (China; 524 puntos) y Estonia (523 puntos). Si se considera que 40 puntos de PISA equivalen a un año de escolaridad, los estudiantes argentinos de 15 años tienen 3,8 años escolares de rezago con respecto a los líderes del ranking en Lectura.

El top 10 de PISA 2018 se completa con Canadá (6°), Finlandia (7°), Irlanda (8°), Corea del Sur (9°) y Polonia (10°). Este último es el segundo país europeo que más mejoró sus resultados desde el año 2000 (+33 puntos), superado solo por Albania (ubicado en el puesto 61, con una mejora de 56 puntos desde 2000).

En Matemática, las provincias chinas también lideran el ranking: el primer lugar es de B-S-J-Z (591 puntos), seguido de Singapur (569). El top 5 lo completan tres jurisdicciones chinas: Macao (558), Hong Kong (551) y Taipei (531). Si se considera que 40 puntos de PISA equivalen a un año de escolaridad, los estudiantes argentinos de 15 años tienen 5,3 años escolares de rezago con respecto a los líderes del ranking en Matemática.

En Ciencias se incorpora Japón al top 5. Los mejores desempeños son, en orden: B-S-J-Z (590 puntos), Singapur (551), Macao (544), Estonia (530) y Japón (529). Si se considera que 40 puntos de PISA equivalen a un año de escolaridad, los estudiantes argentinos de 15 años tienen 4,7 años escolares de rezago con respecto a los líderes del ranking en Ciencias.

“Los datos muestran que, a diferencia de otros países de la región, no logramos mejorar significativamente. En términos relativos, Argentina está cada vez peor. ¿Qué cosas se están haciendo bien en otros países y mal en la Argentina? Esta pregunta tiene que unirnos a lo largo y a lo ancho del país”, opina Ignacio Ibarzábal, director ejecutivo del Observatorio Argentinos por la Educación. Respecto a cómo interpretar estos resultados, Ibarzábal sostiene: “Es cierto que el sistema argentino acoge cada vez a más estudiantes y que esto repercute en que sea un desafío mejorar los niveles de desempeño. Sin embargo, otros países logran mayor inclusión y mayores aprendizajes. Este es el desafío“.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*