Silvana Carnicero, la docente que conecta a sus alumnos con el mundo

Candidata al Global Teacher Prize, esta profesora de inglés se especializó en nuevas tecnologías para lograr que sus clases sean una puerta de acceso a redes globales: sus estudiantes interactúan con chicos de otros países y aprenden resolviendo problemas en equipo.

Silvana Carnicero es una de las mejores 50 docentes del mundo: está nominada al Global Teacher Prize, el “premio Nobel” de educación, junto con el correntino Germán Soto y otros 48 maestros de todo el mundo. Silvana es especialista en entornos virtuales de aprendizaje y profesora de inglés en la Escuela Técnica Nº 33 de la Ciudad de Buenos Aires y la Escuela Madre de la Misericordia de Avellaneda. Su objetivo clave: “Que los alumnos puedan usar el inglés como herramienta real de comunicación”.

Silvana se enteró de la existencia del Global Teacher Prize cuando una ex alumna de sus capacitaciones, Silvana Corso, quedó entre los 50 nominados en 2016. Entonces sintió que ella también podría postularse. “Cuando leí los requisitos, me pareció que los cumplía. Por ejemplo, creo que pude marcar a algunos alumnos en sus elecciones futuras: tengo varias ex alumnas que son profesoras de inglés –relata, especialmente orgullosa de que varios estudiantes suyos hayan elegido la docencia–. Siento que pude dejarles alguna semillita”.

“También creo que a lo largo de mi carrera he implementado innovaciones pedagógicas que tuvieron impacto en los aprendizajes de mis estudiantes”, agrega Carnicero. En el aula, siempre trabaja por proyectos: “No es una metodología nueva, sino de 1960, pero resurgió con las TIC”, aclara. Su especialidad son los proyectos telecolaborativos, que trazan redes entre varias escuelas alrededor del mundo: “La idea es conectar a chicos que están en distintos países, para trabajar temas de la currícula, integrando diversas visiones”.

En este tipo de propuestas, los estudiantes participan de situaciones de comunicación, “ejercitan la competencia intercultural y trabajan para una audiencia real”. Sus alumnos interactúan con chicos de todo el mundo, desde Egipto hasta Japón, pasando por Estados Unidos o República Checa. Además de comunicarse en inglés, “desarrollan habilidades como la creatividad, el trabajo en equipo y la alfabetización digital”.

Silvana está acostumbrada a trabajar de manera interdisciplinaria, con el objetivo de que “los chicos no sean solo consumidores de contenido, sino también productores”. Los estudiantes se involucran en “procesos colaborativos de investigación orientados a resolver problemas, muchas veces de alcance global, como la prevención del HIV o los desastres naturales”.

A lo largo de 20 años de carrera, ha trabajado con la editorial Santillana, Adobe y Microsoft para ayudar a los maestros a incluir nuevas tecnologías en las aulas. Como coordinadora del Departamento de Idiomas de la Escuela Técnica Nº 33, Silvana ha disertado en congresos y conferencias para docentes acerca del aprendizaje basado en proyectos y del trabajo colaborativo grupal. Además de dirigir un instituto de inglés, actualmente trabaja como profesora remota para el Plan Ceibal de Uruguay.

Si llegara a ganar el millón de dólares del Global Teacher Prize, a Silvana le gustaría usar el dinero para equipar sus dos escuelas con aulas móviles y pizarras digitales. “Para que haya buenas prácticas docentes, es fundamental contar con los recursos, los espacios institucionales, los acuerdos necesarios y la capacitación”, reflexiona.

Su formación inicial es de profesora de inglés, pero la experiencia en el aula la fue llevando a especializarse en nuevas tecnologías. Mientras espera la definición del premio –que se entregará en marzo en Dubai, en el marco del Foro Global de Educación y Habilidades (GESF)–, Silvana asegura que un buen docente es aquel que “transmite sus ganas de enseñar y mejorar situaciones por medio de la enseñanza, tiene en cuenta los intereses de sus alumnos, busca innovar y desarrollarse profesionalmente, y no deja de capacitarse para llevar otras prácticas a las aulas”.

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*