Solo la mitad de los jardines tiene sala de 3 años

El 90% de las escuelas de nivel inicial tienen salas de 4 y 5, pero apenas el 50% cuenta con sala de 3, y el 15% con oferta de jardín maternal. Solo 4 de cada 10 niños de 3 años van al jardín. En la mitad de las provincias no existe un diseño curricular para el ciclo maternal. Son datos de un nuevo informe de CIPPEC y UNICEF.

CRÉDITO: Jim George / Flickr

Mientras que el 90% de las escuelas de nivel inicial tienen salas de 4 y 5 años, apenas el 50% cuenta con una sala de 3, y el 15% con oferta de jardín maternal. Esta tendencia es más marcada en el ámbito rural: solo el 40% de las escuelas rurales ofrece sala de 3 y el 6% jardín maternal, mientras que estos porcentajes ascienden al 60% y 20% en el ámbito urbano, respectivamente.

Los datos surgen del Mapa de la Educación Inicial en Argentina elaborado por CIPPEC y UNICEF, que analiza cuántos y quiénes son los niños que acceden a instituciones de primera infancia, qué características tienen los jardines maternales y de infantes, cómo se regulan, y qué profesionales están a su cargo.

La asistencia a establecimientos educativos varía según la edad, el nivel socioeconómico y la provincia de residencia de los niños. La sala de 5, obligatoria desde 1993, se encuentra prácticamente universalizada en todo el país, con una tasa de matriculación del 96,1%. La cobertura de la sala de 4 años, obligatoria desde 2014, se ha expandido de manera sostenida y alcanza al 84,6% de los niños de esa edad.

Mientras que el 90% de las escuelas de nivel inicial tienen salas de 4 y 5 años, apenas el 50% cuenta con una sala de 3, y el 15% con oferta de jardín maternal

Tasa de matriculación por edad simple, 0 a 5 años. Argentina 2016. FUENTE: CIPPEC-UNICEF (2019)

En sala de 3, en tanto, el acceso se ha ampliado pero la mayoría de los niños aún no asiste: la tasa de matriculación es 40,6%, con un incremento de 5 puntos porcentuales desde 2010. Para los niños de 2 años, en cambio, la cobertura solo llega al 9,8%.

Queda mucho camino por recorrer para garan­tizar la obligatoriedad de la sala de 4, el acceso de los niños de 3 años cuando sus familias así lo requieran y una oferta adecuada para los menores de esa edad”, escriben las autoras del informe, Cora Steinberg (especialista de Educación de UNICEF Argentina), Alejandra Cardini (directora del programa de Educación de CIPPEC) y Jennifer Guevara (investigadora asociada del programa de Educación de CIPPEC).

FUENTE: CIPPEC-UNICEF (2019)

“Queda mucho camino por recorrer para garan­tizar la obligatoriedad de la sala de 4, el acceso de los niños de 3 años cuando sus familias así lo requieran y una oferta adecuada para los menores de esa edad”, escriben las autoras

El documento de UNICEF y CIPPEC advierte también sobre las profundas desigualdades territoriales. Mientras en algunas provincias la cobertura para los 4 años alcanza niveles cercanos a la universalidad (Tierra del Fuego, La Rioja, Santa Cruz y Córdoba), en otras poco más de la mitad de los niños de esa edad asisten al jardín de infantes.

Las disparidades interprovinciales son aún más marcadas entre los niños de 3 años: en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires la cobertura es del 65% y el 59%, respectivamente, pero en otras jurisdicciones el acceso al sistema educativo en este grupo de edad no logra superar el 10%. Para los niños de 45 días a 2 años, a excepción de la Ciudad de Buenos Aires, solo en algunos casos aislados (Mendoza, la provincia de Buenos Aires y Chubut) la cobertura logra superar el umbral del 10%.

Otro dato relevante es que la oferta de jardines no oficiales, espacios de primera infancia y otras iniciativas comunitarias comprende entre el 10 y el 20% de la asistencia total de los niños de 3 y 4 años a instituciones de crianza, enseñanza y cuidado, con importantes variaciones entre jurisdicciones y según las edades. La necesidad de “avanzar en la definición de acuerdos nacionales que abarquen no solo a la educación inicial, sino a todas las instituciones que trabajan con la primera infancia, ya sea que pertenezcan o no al sector educativo” aparece como uno de los principales desafíos para el nivel, plantean las autoras.

La oferta de jardines no oficiales, espacios de primera infancia y otras iniciativas comunitarias comprende entre el 10 y el 20% de la asistencia total de los niños de 3 y 4 años a instituciones de crianza, enseñanza y cuidado

FUENTE: CIPPEC-UNICEF (2019)

Steinberg, Cardini y Guevara señalan que los Núcleos de Aprendizajes prioritarios para el Nivel Inicial (NAPNI) aprobados en 2004, solo incluyen la sala de 5. Por lo tanto, Argentina no cuenta con una base curricular que alcance aún a la totalidad de ciclos del nivel inicial ni siquiera la sala de 4, ni tampoco a las instituciones de primera infancia que no pertenecen al sistema educativo. Para las autoras, en comparación con el resto de América del Sur, el de la Argentina es el currículum “menos actualizado, de alcance más limitado y sectorial”.

El jardín de infantes en Argentina está atravesado por múltiples desigualdades. Ampliar el acceso a la educación inicial para los niños de 45 días a 4 años, siguiendo criterios de equidad, sigue siendo una cuenta pendiente. También falta establecer criterios nacionales para garantizar mayor coherencia en la normativa, y avanzar en la formulación de definiciones curriculares para el ciclo maternal (45 días a 2 años): la mitad de las provincias argentinas no tiene un diseño curricular para este ciclo.

CONSULTÁ el Mapa de la Educación Inicial en Argentina

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*