Una escuela donde los alumnos enseñan a la comunidad

En la Escuela de Minas “Dr. Horacio Carrillo”, de Jujuy, los alumnos producen videos tutoriales para difundir soluciones a problemas de la vida cotidiana, como la contaminación del agua. Por medio de un trabajo conjunto entre las áreas científicas y artísticas, los chicos ponen sus conocimientos al servicio de necesidades concretas.

El proyecto de la Escuela de Minas “Dr. Horacio Carrillo", de Jujuy, es uno de los 10 seleccionados para el premio Maestros Argentinos.

Los alumnos y docentes de la Escuela de Minas “Dr. Horacio Carrillo”, de San Salvador de Jujuy, producen videos educativos para enseñar a los vecinos de localidades cercanas cómo desarrollar productos de bajo costo para resolver problemas de la vida cotidiana, como la contaminación del agua. Por su trabajo –científico y audiovisual– al servicio de la comunidad, el equipo docente quedó entre los 10 finalistas del premio Maestros Argentinos, que el Ministerio de Educación de la Nación entregará el lunes 4 de septiembre en el Centro Cultural Kirchner.

Uno de los proyectos realizados, titulado “S.O.S. Alerta Arsénico”, tuvo como finalidad generar un filtro simple y de bajo costo para reducir la concentración de arsénico en el agua. De esta manera, los estudiantes lograron generar una alternativa de solución al problema detectado y, luego, la hicieron visible a través de redes sociales, páginas web y videos tutoriales. “El objetivo del proyecto es poner la ciencia al servicio del compromiso con la comunidad. Los chicos utilizan lo aprendido para resolver problemas sociales”, cuenta Fernando Sueiro y Sueiro, docente de la escuela.

La iniciativa comenzó en 2012, cuando Fernando (profesor de Informática) y Edgardo Dante Balanza Ruggeri (del área Artística) decidieron empezar a trabajar en equipo para difundir, en un lenguaje accesible, los proyectos científicos desarrollados por los alumnos. Ellos dos encabezan el proyecto, en el que participan todos los docentes de la escuela. “Los alumnos relevan necesidades en las comunidades, y a partir de eso desarrollan prototipos en busca de una solución. Una vez que el prototipo está listo y probado, realizan producciones audiovisuales para difundirlo”, explica a Eduprensa Fernando.

Los estudiantes del ciclo superior (de 4º a 6º año) del área de Química, Informática y Minas se encargan del desarrollo de los prototipos y productos tecnológicos, mientras que los alumnos del ciclo básico (2º y 3º año) se ocupan de la producción audiovisual.

Además del desarrollo de un filtro para el agua, los estudiantes trabajaron en videos sobre técnicas naturales para teñir la ropa –por ejemplo, utilizando remolachas–, y actualmente están produciendo materiales audiovisuales sobre las propiedades de productos autóctonos como la papa andina, la carne de llama y la quinoa. Tras una primera etapa de análisis científicos y pruebas de laboratorio –entre otras cuestiones, analizaron el ph y el colesterol de la carne de llama, y la compararon con la carne vacuna–, los alumnos están desarrollando videos para difundir las propiedades de esos productos y facilitar el trabajo de quienes los venden en Jujuy. “La idea es revalorizar los productos de la Puna”, señala Fernando.

Con el dinero del premio, los profesores de la Escuela de Minas esperan conseguir un espacio físico donde el equipo del club de ciencias y el equipo audiovisual puedan trabajar juntos, además de comprar mejores cámaras. Fernando concluye: “Queremos que nuestro proyecto se conozca, porque algunas cuestiones en las que trabajamos no son exclusivas de Jujuy: el problema del arsénico en el agua, por ejemplo, se da en todo el país. En definitiva, nuestro objetivo es que la ciencia no se quede en el aula, sino que llegue a las comunidades y pueda responder a sus necesidades”.

 

Sé el primero en comentar

Su dirección de correo no será publicada.


*