Una profesora inglesa de arte, la “mejor docente del mundo”

Andria Zafirakou, ganadora del Global Teacher Prize, trabaja en un barrio marginal de Londres. Sus alumnos son inmigrantes de distintas partes del mundo. Ella impulsó una reforma curricular que transformó la forma de enseñar en la escuela. En sus clases, utiliza el arte como herramienta para que los chicos se expresen y ganen confianza en sí mismos.

Andria Zafirakou enseña Arte en la secundaria Alperton Community College, en un barrio marginal de Londres. CRÉDITO: Fundación Varkey

La docente británica Andria Zafirakou fue la ganadora del Global Teacher Prize, el “premio Nobel” de educación, que se entregó ayer en Dubai en el marco del Foro Global de Educación y Habilidades (GESF) organizado por Fundación Varkey. Zafirakou recibirá un millón de dólares, que deberá invertir en la continuidad de sus proyectos pedagógicos en su escuela secundaria, Alperton Community School, ubicada el barrio de Brent, uno de los más pobres de Londres.

Brent es uno de los lugares étnicamente más diversos de Inglaterra. Para poder acercarse a sus estudiantes, ganarse su confianza y establecer vínculos con sus padres, Andria –de ascendencia griega– aprendió las bases de varios de los 35 idiomas que maneja la población estudiantil de su escuela. El 85% de sus alumnos habla inglés como segunda lengua, pero utiliza un idioma diferente en su hogar.

Los 1400 alumnos de Alperton provienen de algunas de las familias más pobres de Gran Bretaña, y muchos comparten su casa con otras familias, generalmente expuestas a la violencia de pandillas. Los chicos llegan a la escuela con grandes limitaciones y aislados de los docentes y de los demás, lo que hace que involucrarse con ellos sea fundamental, pero muy difícil.

“Las probabilidades de éxito estaban en su contra, pero Andria las ha desafiado. Trabajando como profesora de Arte y Textiles, y como miembro del equipo de liderazgo, tuvo la tarea de ganarse la confianza de sus alumnos y sus familias para comprender las complejas vidas de las que provienen”, explican desde Fundación Varkey. Ella rediseñó el plan de estudio desde cero, colaborando con otros profesores para lograr un impacto entre sus alumnos.

Entre otras iniciativas, Andria ayudó a un profesor de música a lanzar un coro somalí y creó horarios alternativos para permitir deportes solo para chicas que no ofendieran a las comunidades conservadoras, liderando el equipo femenino de cricket.

Gracias a los esfuerzos de esta docente y su equipo, Alperton ahora se encuentra en el selecto grupo del 5% de las mejores escuelas del país en términos de calificaciones. La escuela mejoró rápidamente desde puntos de partida muy bajos. Recientemente la institución ganó la Marca Platino de Desarrollo Profesional, un reconocimiento a la enseñanza innovadora que entrega el Instituto de Educación de Londres, y que han obtenido menos de 10 escuelas inglesas hasta ahora.

Arte es una asignatura poderosa, que les permite a los alumnos superar las barreras lingüísticas“, explica Andria. Para esta docente, el arte es una herramienta para que los chicos desarrollen habilidades y fortalezcan la confianza en sí mismos.

Además, Andria impulsó la introducción de situaciones de la vida real en las clases de matemática, lo que ayudó al departamento de matemática de Alperton a ganar el premio TES 2017. En sus propias clases de arte, esta profesora rediseñó creativamente el plan de estudios, incluso trayendo un “artista en residencia” para inspirar a sus alumnos. Como resultado, Alperton recibió el estatus de escuela especializada en artes visuales.

No importa qué lengua hablan, de qué país vienen o cuál es su religión: para ella, enseñar es motivar a los estudiantes a que desarrollen todo su potencial. La premisa de su trabajo es que, aun en medio de la exclusión y la violencia, todos los chicos pueden aprender.

1 Comment

  1. Well done Andria. She has done everyone proud especially to her school.. Hard job and not often recongnised by the government of the UK.!!

Su dirección de correo no será publicada.


*